La digitalización de las monedas

Bitcoin_Article

El avance de la tecnología comporta cambios, ya sean en pequeña o en gran escala. Centrándonos en el ámbito financiero, donde la tecnología está teniendo cada vez más influencia, se está dando una enorme revolución con las criptomonedas, también conocidas como criptodivisas o criptoactivos.

Una criptomoneda es una moneda digital que sirve como intercambio. Para asegurar y verificar las transacciones, se hace uso de la criptografía -unos códigos incomprensibles para aquellos que no están sensibilizados con el tema-, de manera que la información de la moneda se registra en una red de ordenadores interconectados que controlan la creación de nuevas unidades de moneda. La principal diferencia de estas con el dinero físico tradicional es que la criptomoneda está descentralizada, es decir, que no están emitidas o creadas por el banco, que a su vez implica que la moneda no esté controlada por ninguna entidad o nación. 

La razón de su éxito

Las criptomonedas han llegado para quedarse y reemplazar el dinero físico tradicional, pues se erigen como una gran alternativa. Incluso algunas de ellas llegando a ser valores refugio, es decir, activos de valor que mantienen o aumentan su precio, como el oro. Al no estar reguladas permiten bajas comisiones, y al estar basadas en la tecnología blockchain -intercambio de cadena de bloques, donde todas las transacciones son replicadas en la red- son prácticamente imposibles de falsificar. Entonces, ¿cuál es la clave de su éxito?

El crecimiento de estas monedas viene dado por algunas de sus características, estas incluyen:

  • Fácil adquisición, simplemente necesitas ingresar fondos en un Exchange o casa de cambio, y convertir la moneda tradicional a una criptomoneda. 
  • Transacciones anónimas, es decir, no tienes que revelar la identidad en el proceso, ya sean pagos internacionales o nacionales.
  • Minado, aquellos que contienen la información de las transacciones en sus respectivas computadoras, se encargan de verificar las transacciones, llevándose una comisión. Este proceso hace que no haya necesidad de una infraestructura de mantenimiento de la criptomoneda, sino que la red que mantienen se encarga de ello.
  • Aceptación en el mercado, cada vez se incrementa el número de establecimientos que aceptan criptomonedas como método de pago, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos son grandes empresas. Esta aceptación también se debe a que las casas de cambio han sacado tarjetas que permiten el pago mediante las criptomonedas.

Hay que tener en cuenta que aunque las criptomonedas cada vez están más presentes en nuestras vidas y sean muy beneficiosas, también tienen una gran volatilidad que puede comportar ganancias o pérdidas en poco tiempo. 

Su origen y un poco de su historia

La primera criptomoneda que salió al mercado es la tan aclamada Bitcoin o abreviada BTC, un constante referente en las conversaciones sobre criptomonedas. Esta comenzó a circular por la red el 3 de Enero de 2009 sin ninguna especie de valor, y no es hasta abril del año siguiente que 1BTC comienza a tener el valor de 0.003 $. La popularidad del BTC, favorecida por la época tecnológica y digital que estamos viviendo, ha hecho una nueva marca en la historia, llegando a alcanzar el 9 de febrero de 2021 el precio de 47k $ por 1BTC, debido a la inversión de la empresa Tesla en el mercado del BTC y a la futura propuesta de aceptar BTC en sus compras en un futuro próximo. 

Viendo el crecimiento que dio esta criptomoneda y los beneficios económicos que podía llegar a significar su expansión, se empezaron a crear una infinitud de criptomonedas basadas en aquella misma tecnología, pues el código que se utilizó es de acceso libre, es decir, que su diseño es público. En este punto, las empresas tomaron dos actitudes diferentes: por un lado, había aquellos nuevos proyectos que introdujeron un código propio con el objetivo de diferenciar sus criptomonedas de las diseñadas por otras empresas; y, por otro lado, había aquellas compañías que decidieron utilizar el mismo código, haciendo un clon exacto de la primera criptomoneda que solo se diferenciaba por el nombre. 

No obstante, a pesar de los buenos resultados obtenidos por la mayoría de firmas, cabe mencionar que estos proyectos pueden tardar varios años en consolidarse, y aunque lleven una larga temporada intentando introducir la nueva moneda digital en el mercado, muchos se acaban estancando y no prosperan.  

Burbuja económica en las criptomonedas

Podemos entender burbuja como: 

una situación en la que las noticias de aumentos de precios estimulan el entusiasmo de los inversores, que se propaga por contagio psicológico de una persona a otra persona, y a pesar de las dudas sobre el valor real de una inversión, se siente atraído por ella en parte por la envidia de los éxitos de los demás y en parte por el entusiasmo de los inversores. (R. J. Schiller, 2005: p. 118 )

Debido al auge de las criptomonedas, ha surgido una preocupación a nivel económico, pues estas no están respaldadas por ningún activo de valor: muchos economistas advierten de que su precio es meramente especulativo. A pesar de sus advertencias, la gente se sigue sintiendo muy atraída por ellas, viendo los grandes márgenes de beneficio que está aportando a los que invierten en ellas. 

Actualidad

Es imprescindible aclarar que las criptomonedas son una clara inversión de cara al futuro, pero habrá que ver como evoluciona el panorama financiero. Que se llegaran a regular en cada país provocaría la necesidad de aplicar ciertas restricciones que aseguraran una mejora o una disminución de las posibilidades de crecimiento de este mercado, dependiendo de los intereses de cada territorio. Entre estos condicionantes están el ver si la utilización de la tecnología blockchain sigue siendo tan eficiente para mantener la infraestructura de la red que necesitan, como lo está siendo actualmente, de manera que se pueda confirmar si se trata de una burbuja de existencia fugaz o llega a convertirse en un fenómeno sólido y útil para toda la sociedad. No podemos perderle la pista, a ver qué pasa estos siguientes años.

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *